107 días después de finalizar mi última carrera, el 16-01-2014, en la Noche de San Antón de Jaén, vuelvo a competir, a ponerme un dorsal y a intentar sentirme nuevamente atleta. La casualidad ha querido que sea de nuevo en la provincia de Jaén, en Ándujar, con mitivo del Campeonato de Andalucía Absoluto de Clubs – Memorial Juan David de la Casa (que los que lo conocimos lo tenemos en importante estima) y sobre la prueba de 3000m.l., representando al Club Atletismo Málaga.

Mucho ha pasado en mi vida atlética desde entonces, principalmente una tendiopatía en mi tendón de Áquiles izquierdo, que me tubo alejado más de 9 semanas de los entrenamientos de carrera a pie, haciendo que me perdiera el ciclo competitivo invernal, por el que tanto había luchado tras recuperarme de mi última lesión.

Muchos piensan que el cuerpo es sabio, y que me está dando ya mis avisos, tras más de 14 años de entrenamientos sistematizados. Yo también lo pienso y procuro actuar en consecuencia, pero a día de hoy las ganas de entrenarme y de obtener un rendimiento deseado siguen siendo poderosas; como se suele decir, hasta que el cuerpo y la mente aguanten. Mi mente, aunque sobre aviso aguanta, mi rendimiento ya lo veremos, pero el camino a recorrer, a pesar de todo,  va a tener que aguantar mis zancadas durante algún tiempo mas.

Además también, un cambiado de entrenador. Un largo periodo de ausencia de resultados, de lesiones varias y falta de buenas sensaciones, tiene que traer algún cambio, para bien o para mal. Tengo mucho que agradecer a Jose Ríos y a la gente de Mataró: objetivamente mis mejores resultados atléticos; pero personalmente, la acogida  lejos de casa, el sentirte arropado y la trayectoria juntos, formaran un recuerdo imborrable y una sensación eterna de agradecimiento. Sin embargo, en favor de mi rendimiento y tras meditarlo bien, he decido comenzar una nueva andadura a las órdenes de Mustafa Lurich, con un nuevo grupo de entrenamiento, que no ha dudado en recibirme con los brazos abiertos, elevando mi espíritu y poco a poco mi forma.

Así que en una nueva etapa de mi carrera deportiva, me encuentro a las puertas de volver de nuevo a la competición, con un estado de forma lejos del esperado, pero con las ganas y la ilusión intacta. El Sábado a las 20.05 me volveré a calzar los clavos, con la ilusión que me los calcé por primera vez en un lejano año 2000.

Gracias a todos los que en este tiempo no os habéis olvidado de mi,  mis amigos, mi familia y mis patrocinadores, de que soy atleta y aun fuera de la competición me siento como tal, un sentimiento que tengo claro que me acompañará el resto de mi vida, pero que sobre todo soy persona, y es el hecho de rodearme de vosotros lo que hace que todo esto tenga sentido.DSC00037