Cuánto antes haga una crónica de mi participación en el Campeonato de España de Campo a Través, mejor para mí. No s que vaya a pasar página, pero escribir aquí es una pequeña terapia personal, entre el triunfo y el fracaso, «Between triumph and disaster»;  es ahí dónde vivimos la mayoría de los atletas, que nos volcamos con todas nuestras fuerzas en la consecución de un objetivo, una delgada línea que separa una buena y una mala actuación, una delgada línea que es mucho mas que un puesto, un tiempo, una distancia…
 
La «semana clave» la pasé bastante animado y concentrado. Creo que este campeonato es para eso. Dejarse llevar por la euforia de un buen estado de forma, o por la negatividad de un malo, es obtener un «disaster» seguro. Estar concentrado es la mejor forma de enfrentarse a el campeonato de españa mas duro, dónde los especialistas de muchas distancias, centran sus objetivos y por lo tanto todos sus esfuerzos.
 
Mi idea era realizar una carrera parecida a la de Marina d´Or de un par de semanas antes, encontrar un grupo y arriesgar. Pero un circuito rápido y un ritmo alto me dio por entender desde la segunda vuelta de carrera que hoy tocaba sufrir. Así que moviéndome siempre por encima del puesto 30, ni avancé, ni retrocedí, a pesar de luchar con todas mis fuerzas contra mi cabeza y contra mis rivales.
 
Las piernas no iban como el otro día, pero eso es lo de menos; todos sabemos que de esos días que tus piernas se mueven solas, como un molino sin control, que sabes que no parará, hay pocos. Hoy tocaba moverlas a conciencia y lo he hecho lo más que he podido, pero no ha sido suficiente, suficiente para sobrepasar esa línea entre el triunfo y el fracaso, que yo había fijado por debajo del puesto 25º.
 
Un amigo me ha escrito en facebook que debo analizar lo que ha pasado y lo que me ha llevado a ello, aprender de esta página. Lo procuro hacer con todos mis malos resultados, y desde luego me es un poco mas difícil con los buenos.
 
Pero hoy me voy a quedar con dos cosas positivas.
La primera que cuando recorría en coche el pequeño trayecto que separa Granollers y mi casa, le he dicho a Núria que quiero seguir en esto, que tengo las ganas y la ambición de siempre, y una frase que la pobre ha tenido que sufrir muchas veces: que siento que tengo mucho que dar dentro, y verdaderamente no ha sido para autoconvencerme.
La segunda, como sabéis que soy un poco «freak» de las redes sociales, es que mi comentario acerca de mi resultado de hoy, ha provocado las mismas reacciones que mi comentario cúando logré ese ansiado bronce, el pasado verano en Pamplona, el mismo volumen y la misma intensidad. Por estos detalles de «freak» se que no estoy solo, muchos empujáis.
Por cierto mi resultado, 35º de la general, «solo» el 33º de los Españoles.
 
Sin mas daros las gracias a todos que desde el circuito o desde la distancia, desde la televisión o el ordenador me habeís animado, seguir trabajando con la ilusión de obtener buenos resultados, disfrutar de este deporte y sentir que ….¡todo llega, todo pasa!
 
No quería olvidarme de nuestra Campeona de España, Gema Barrachina: llevo 3 años empapándome de sus entrenos, de su filosofía, de su trabajo, de su ejemplo. Hoy es su día, hoy se lo merece, los que tenemos suerte de rodearla a menudo lo sabemos, GRANDE.

Itentando mover las piernas, gracias a mi compañero de entrenamientos Pol por la foto

Compañera, amiga y…CAMPEONA, Gema Barrachina