Ayer no fue un buen día atleticamente hablando para celebrar mi 27 cumpleaños. Como es en Febrero siempre coincide en la semana de competiciones importantes y mi motivación es auto-regalarme un buen resultado, pero nada mas lejos de la realidad.
 
Finalicé 6º, 4º Andaluz, no lejos del podium, mi verdadero objetivo, si mas lejos de la victoria, la única opción que me planteaba al salir.
 
Como decía antes ayer no fue un buen día, pero en el atletismo los buenos días no son casualidad, no son fruto de la inspiración divina de los dioses que ponen en tus piernas la energía y las fuerzas necesaria para que te acuestes pensando que ha sido un buen día. En el atletismo los buenos días son la acumulación de esas sensaciones durante muchísimo tiempo antes, durante muchos días, durante un largo periodo de tiempo, y ahí esta la clave; desde que ha empezado la temporada entreno bien, cumplo con  mis entrenamientos, con los ritmos mas o menos, haciendo ajustes, descansando o no en la medida de lo posible, buscando la continuidad…pero no he tenido desde Septiembre muchos «buenos días»… así que mi resultado de ayer no es mas que el reflejo de mi estado de forma, que sin analizar las causas es la que es y es con lo que me tengo que conformar, con lo que tengo que seguir entrenando y progresando, cumpliendo con los entrenamientos, con las competiciones y con los objetivos… ¿alguna fórmula mas exacta de alguien que se quiera dedicar profesionalmente a esto?
 
La carrera en sí no tubo mucha historia, tras una salida fuerte de el ganador Mouaziz, unos metros de indecisión hasta que el 2º clasificado (Javier Díaz Carretero, campeón de Andalucía, 9º título para él) se lanzó en su búsqueda. Por detrás Fran Lara (4º, 3º andaluz), Bodo (5º) y Ruben Álvarez (7º, 5º Andaluz)y yo, y más atrás un sorprendente Sergio Lorennzo, con una carrera rítmica e inteligente que remontó posiciones hasta llegar en 3º lugar, 2º de los andaluces. Yo perdí mis opciones de victoria antes de mitad de carrera y mis opciones de pOdium cuando Lara y Bodo se me escaparon a falta de 2 vueltas, tuve un momento de alegría y motivación pensando que aún era 3º andaluz, pero antes de comenzar con la última vuelta Sergio Lorenzo me adelantó, no me dio opción y me dio la puntilla, para terminar dignamente, sin perder ritmo, pero lejos, lejos de lo esperado.
 
En el deporte, y en el Atletismo, lo difícil de los resultados es conseguirlos, pero igualmente difícil es asimilarlos, tanto los buenos como los malos. El día después le puedes dar mil vueltas a todo y poco a poco te vas dando cuenta que con el tiempo las cosas se relatibizan, que todo pasa. Yo no era tan bueno este Verano pero mi estado de forma era espectacular, tampoco creo que sea tan malo ahora…
 
Trabajo, constancia, sacrificio e ilusión, es lo que yo conozco que funciona en este deporte, lo se hacer, lo puedo hacer y lo siento dentro, tengo mucho que dar…y en menos de dos semanas.
 
Muchas gracias a todos los que ayerme animasteis, estoy lejos, pero volver al Campeonato de Andalucía de Cross me hace sentir muy cerca.