Los amigos de www.porlaescuadra.es , me han realizado una entrevista con motivo de mi victoria en la San Silvestre de Navia, con un encabezamiento que particularmente me ha gustado mucho: «Nueve veces Dani», aquí os dejo la entrevista y el link.

http://www.porlaescuadra.es/index.php/polideportivo/espacio-polideportivo/atletismo/club-atletismo-occidente/541-nueve-veces-dani

«Ganar la San Silvestre era algo que siempre había soñado de pequeño, cuando corría por las calles de Navia», recuerda el atleta tras lograr su noveno triunfo en esta prueba
No hay rival para Daniel Pérez en Navia. El atleta malagueño de raíces naviegas logró el pasado 31 de Diciembre su novena victoria en la San Silvestre de la villa demostrando que, a día de hoy, está un peldaño por encima del resto de sus rivales. «Sabía de su calidad así que desde el principio intenté poner un ritmo fuerte para controlar la carrera aunque tratando de dosificarme para llegar tranquilo a la línea de meta y poder disfrutar de ese momento», explica Daniel. Una San Silvestre naviega que en palabras del malagueño «fue de un nivel altísimo y no tuvo nada que envidiar a otras de Asturias», asegura. Prueba de ello fue el cartel de atletas contra los que tuvo que competir para llevarse su novena victoria. David Hernández, el segundo clasificado, es un habitual de la selección asturiana. Y el atleta local Julio Ramón González, que se hizo con el tercer puesto y tres veces ganador de la prueba, posee una amplia experiencia en competiciones de cross, ruta, y pista a nivel territorial y nacional, además de haber formado parte de la selección asturiana en numerosas ocasiones. «Y por detrás Carlos Pedrosa, viva imagen de la experiencia, que sabe leer muy bien las carreras y gente joven como Francisco Valle del Río y Rodrigo Valdés, el futuro de esta carrera y del atletismo en el occidente asturiano. Con estos datos, ¡no me lo pusieron nada fácil!», recuerda Daniel.
Después de nueve victorias podría dar la sensación de que se ha cumplido un ciclo pero no parece que Daniel esté cansado ni de Navia ni de su San Silvestre. «Cuando uno se siente tan bien, tan arropado, animado y apoyado en una carrera es difícil cansarse de participar y si uno tiene la suerte de ganar, mucho menos», señala. Y es que, cada 31 de Diciembre, las calles de Navia se llenan de aficionados que salen a aplaudir a todos los corredores que quieren despedir el año con un poco de deporte. De ahí que Daniel se haya enganchado a su San Silvestre. Tiene algo especial que le anima a competir año tras año. De la prueba destaca su «alta participación, el buen ambiente, el gran nivel, un circuito rápido y estar rodeado de familia y amigos. Además, personalmente sentirme competitivo, saber que tengo opciones de ganar y recibir el apoyo de tanta gente», enumera el malagueño.
Nueve victorias, cada una con un sabor especial. Pero puestos a elegir, Daniel se queda con la primera, conseguida en su segunda participación en categoría absoluta. «Era algo que siempre había soñado cuando corría de pequeño por las calles de Navia», recuerda. Y también marca con un color especial la lograda en 2005. «Cuando mi abuela materna Doña Isidora, Mario y Adrián nos dejaron y pude dedicársela a ellos y a sus familias», explica Daniel. Una vez disfrutadas las fiestas navideñas, el actual campeón de la San Silvestre está centrado ya en sus próximos objetivos que pasan por «hacer una buena temporada de campo a través para conseguir una buena marca en 5000 metros en pista que me abran las puertas de algún campeonato internacional», señala. Y en menos de un año, vuelta a Navia y a su San Silvestre porque por su cabeza sólo pasa repetir triunfo. «Ahora pienso en la décima, luego ya veremos», advierte. Avisados quedan sus rivales.

«Ganar la San Silvestre era algo que siempre había soñado de pequeño, cuando corría por las calles de Navia», recuerda el atleta tras lograr su noveno triunfo en esta prueba
No hay rival para Daniel Pérez en Navia. El atleta malagueño de raíces naviegas logró el pasado 31 de Diciembre su novena victoria en la San Silvestre de la villa demostrando que, a día de hoy, está un peldaño por encima del resto de sus rivales. «Sabía de su calidad así que desde el principio intenté poner un ritmo fuerte para controlar la carrera aunque tratando de dosificarme para llegar tranquilo a la línea de meta y poder disfrutar de ese momento», explica Daniel. Una San Silvestre naviega que en palabras del malagueño «fue de un nivel altísimo y no tuvo nada que envidiar a otras de Asturias», asegura. Prueba de ello fue el cartel de atletas contra los que tuvo que competir para llevarse su novena victoria. David Hernández, el segundo clasificado, es un habitual de la selección asturiana. Y el atleta local Julio Ramón González, que se hizo con el tercer puesto y tres veces ganador de la prueba, posee una amplia experiencia en competiciones de cross, ruta, y pista a nivel territorial y nacional, además de haber formado parte de la selección asturiana en numerosas ocasiones. «Y por detrás Carlos Pedrosa, viva imagen de la experiencia, que sabe leer muy bien las carreras y gente joven como Francisco Valle del Río y Rodrigo Valdés, el futuro de esta carrera y del atletismo en el occidente asturiano. Con estos datos, ¡no me lo pusieron nada fácil!», recuerda Daniel.
Después de nueve victorias podría dar la sensación de que se ha cumplido un ciclo pero no parece que Daniel esté cansado ni de Navia ni de su San Silvestre. «Cuando uno se siente tan bien, tan arropado, animado y apoyado en una carrera es difícil cansarse de participar y si uno tiene la suerte de ganar, mucho menos», señala. Y es que, cada 31 de Diciembre, las calles de Navia se llenan de aficionados que salen a aplaudir a todos los corredores que quieren despedir el año con un poco de deporte. De ahí que Daniel se haya enganchado a su San Silvestre. Tiene algo especial que le anima a competir año tras año. De la prueba destaca su «alta participación, el buen ambiente, el gran nivel, un circuito rápido y estar rodeado de familia y amigos. Además, personalmente sentirme competitivo, saber que tengo opciones de ganar y recibir el apoyo de tanta gente», enumera el malagueño.
Nueve victorias, cada una con un sabor especial. Pero puestos a elegir, Daniel se queda con la primera, conseguida en su segunda participación en categoría absoluta. «Era algo que siempre había soñado cuando corría de pequeño por las calles de Navia», recuerda. Y también marca con un color especial la lograda en 2005. «Cuando mi abuela materna Doña Isidora, Mario y Adrián nos dejaron y pude dedicársela a ellos y a sus familias», explica Daniel. Una vez disfrutadas las fiestas navideñas, el actual campeón de la San Silvestre está centrado ya en sus próximos objetivos que pasan por «hacer una buena temporada de campo a través para conseguir una buena marca en 5000 metros en pista que me abran las puertas de algún campeonato internacional», señala. Y en menos de un año, vuelta a Navia y a su San Silvestre porque por su cabeza sólo pasa repetir triunfo. «Ahora pienso en la décima, luego ya veremos», advierte. Avisados quedan sus rivales.

Fotografía: Manuel Lebredo