Al igual que hace dos temporadas, cuando recién estaba llegado a Barcelona, he vuelto a tener un puente de la constitución bastante movido, con muchos kilómetros de viaje y otros tantos de carrera, disfrutando de cada minuto, de cada experiencia… Se que muchos interpretarán esta entrada como excusa para maquillar mi mal resultado de ayer, se que la gran mayoría de vosotros interpretareis que la misión de mi blog es contar mis aventuras y desventuras, en eso estamos.
 
El martes por la mañana ponía rumbo a Berlín, viaje fugaz programado por la empresa para la que trabajo, McFit. El objetivo era triple, conocer a compañeros de profesión (1000 entrenadores que nos juntamos), conocer las nuevas instalaciones y los planes de futuro de la empresa, y acudir a una fiesta cena de navidad. Además algunos españoles invertimos el poco tiempo libre en dar una acelerada vuelta por la capital alemana, dejando algunas instantáneas para el recuerdo.

Con los compañeros en Alexanderplatz

Puerta de Brandenburgo

Disfrazados de ¿rusos?, temática de la fiesta

Una de las nuevas salas que podremos disfrutar en los nuevos gimnasios
 
Una vez aterrizados de Berlín, cambio rápido de maleta (que ya tenía preparada) y a disfrutar unos días en familia en la localidad cercana a Figueres de Santa Llogaia d´Alguema (provincia de Girona). Entrenamiento, descanso, aprender un poco de labores del campo, buenas comidas y paseos, que unido  la pérdida de mi teléfono móvil, me hicieron desconectar de todo, que falta hacía.
 
Por los caminos de Santa Llogaia
 
Por último el Domingo nos dirigíamos a el Cross Internacional Ciudad de Granollers.Con la compañía de Núria y escuchando sus consejos sobre circuito y demás, ya que ella ha disputado este cross desde que tiene razón atlética, con victorias incluidas, nos plantábamos en el circuito. Muchas ganas por correr, ya que aunque mi licencia es andaluza, en este cross se dan cita todos los fondistas y mediofondistas catalanes, haciendo que sea un verdadero Campeonato de Cataluña oficioso.
Circuito rápido y ritmo vertiginoso desde el comienzo, sabiendo mi estado de forma tocaba regularse, cerrar el grupo y no perder posiciones y ritmo. La verdad no fui nada cómodo en toda la carrera, con una sensación importante de pesadez de piernas, pude acabar rápido pero aun así me sentenciaron en la linea de meta. Mi posición la 19º con un tiempo de 30.34, lejos, bastante lejos.
Debuté con las T7 Racer de Brooks, agarre, ligereza y amortiguación exacta para este tipo de terrenos; zapatillas muy cómodas para correr rápido sobre piso firme o asfalto. También los nuevos calcetines técnicos de la marca Sural, muy cómodos, transpirables y además protegen bastante bien el pie ante bajas temperaturas.

sufriendo pero bien armado

Empecé la temporada con mucha fuerza, pero la verdad desde mis problemas en Atapuerca y el volumen de trabajo ha terminado por desinflarme y no encuentro sensaciones competitivas. Estoy trabajando bien, pero faltan bastantes vueltas de tuerca. Si el año pasado podía tener algún problema de ansiedad, este año estoy bastante tranquilo; presumiblemente tardaré en volver a ponerme un dorsal, y aprovecharé estas semanas para trabajar, corregir posibles errores y luchar por objetivos.