Tenía el blog un poco abandonado, pero las razones han sido buenas.
Tras pasarme el mes de Julio intentando recuperarme de la lesión y realizando entrenamientos alternativos en bicicleta, elíptica y gimnasio… llego el mes de Agosto par disfrutar de unos días completamente libres de obligaciones y preocupaciones…
 
Bueno libres por una parte, porque el fin de semana pasado estuvimos currando a tope en una nueva edición del Descenso a Nado de la Ría de Navia… y ya vamos por 56! Este año tuvimos unos pequeños desajustes en la organización., cosa que nos dejó entre preocupados y tristes, pero logramos sacar una nueva edición adelante, de forma totalmente altruista y desinteresada, sin que ninguno de los miembros de la organización, reciba ningún tipo de compensación por su trabajo a parte de la satisfacción personal, de desarrollar una actividad, que se encuentra entre las mejores del mudo en su categoría (Natación en Aguas Abiertas) e única e irrepetible por sus características lúdico festivas, además a coste cero para el participante! Creo que pocas cosas en este país ofrecen tanto por nada (nada en lo que a dinero se refiere) ya que los deportistas, los nadadores y los visitantes de Navia en esos días dejan una huella imborrable en nosotros que nos hacen luchar, ya a día de hoy, por una nueva edición!
 
Para no aburrir y enrollarme dejo el enlace para quien le pueda interesar. www.rianavia.es
 
Simplemente mencionar a nuestro pregonero, Kiko Hervás, nadador 2 veces olímpico en la especialidad de aguas abiertas, al que tuve el gusto de conocer personalmente e intercambiar muchas impresiones sobre el mundo de la natación y el deporte en general.
 
La segunda parte de estos diez días se desarrolló en Italia. Bolonia, Florencia y Roma dejaron una huella imborrable tanto en mi pareja como en mí, disfrutando con cada lugar y con cada momento.  He tenido la suerte de viajar mucho gracias a mi deporte, pero pocas muy pocas veces podemos hacer lo que he echo estos días…
 
Ahora sin mas espera me pongo de nuevo el mono de trabajo, con las piernas pesadas, pero pesadas de ilusiones, de ganas, de objetivos, de ambiciones, de sueños que quiero y deseo que se cumplan, porque no, junto a muchos de los que aquí me leéis.
 
También pondré en marcha importantes novedades en este espacio y en mi presencia en las redes sociales… pero todo a su tiempo!